Consejos para el cuidado de muebles de cuero

Sofá de cueroEl cuero es considerado uno de los materiales más nobles en la industria de la tapicería, no solo por su belleza sino también por su duración y resistencia.  Sin embargo,  pocas veces se provee a los propietarios de estos finos muebles, lineamientos para el cuidado que se debe tener para prolongar su vida útil.  Aquí algunos consejos sencillos para el mantenimiento de sus muebles:

  1. El mobiliario de cuero no debe exponerse directamente al sol ni a fuentes de calor como chimeneas o calentadores  ya que ésto causa que pierda humedad con las altas temperaturas y tienda a resecarse.
  2. Es útil evitar que estos muebles acumulen polvo  ya que podría convertirse en un abrasivo que produzca rayones en el material. Para la limpieza habitual se utiliza un plumero y un paño húmedo muy suave, preferentemente de microfibras.  En caso de muebles de cuero de colores claros, es recomendable emplear paños blancos.
  3. Es posible aplicarles una crema protectora de muebles de cuero, que es una película invisible que dura algunos meses y protege muy bien este material.  Si utilizas un producto comercial presta atención a las indicaciones sobre la forma de aplicación y periodicidad.  También puedes humectar la piel con crema de manos sin olor o aceite de bebé en un paño que no suelte fibras.  Unas pocas gotas alcanzan para una sala completa.  Es importante que esto se haga desde una vez al mes hasta una vez cada tres meses según el uso y las condiciones climáticas en que esté el amueblado.  Aplicar mucho de estos productos suele ser contraproducente pues al ser aceitosos favorece la adherencia del polvo, formando con el tiempo costras y manchas indeseables.
  4. En caso de que caiga algún líquido sobre la superficie hay que limpiar rápidamente con una toalla seca .
  5. Tampoco se debe pasar la aspiradora o los cepillos con cerdas duras, ya que pueden rayar la piel.
  6. Hay que evitar usar aceites gruesos, productos con solventes o amoníacos, porque pueden dañar el cuero de manera irreversible.
  7. Muchas propietarios de muebles de cuero prefieren conservar las rajaduras y arrugas, producto del uso y desgaste en los muebles, ya que le dan un aspecto antiguo y especial.
  8. Evita colocar objetos pesados sobre el mueble, especialmente si concentran el peso en un área pequeña. La presión puede causar leves deformaciones en el cuero. Por lo general con un poco de tiempo el cuero vuelve a su estado original pero hacerlo muy frecuentemente podría causar deformaciones permanentes, rompimiento o incluso daños en otros componentes del mueble.
Comparte este artículo
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *